Visitas guiadas por el Desierto de las Palmas

A tan sólo 5 minutos en coche desde la capital de La Plana, tenemos el  Parque Natural del Desert de les Palmes, Protegido por Ley desde hace más de 20 años.

Comprende una extensión de más de 3000 hectáreas, y es tan diverso y disperso que ocupa parte de cinco términos municipales: Benicàssim, Cabanes, La Pobla Tornesa, Borriol y Castelló de la Plana. Está enclavado en una serranía litoral de la comarca de la Plana Alta, paralela a la costa, con abundantes crestas y roquedos.

El espacio natural cuenta con una serie de ruinas y construcciones de notable interés como son el castillo de Miravet, castillo de Montornés y el Castell Vell y su Centro de Interpretación, así como la ermita de Les Santes y la ermita de la Magdalena que se encuentra a los pies de las ruinas del Castell Vell.

Este desierto de las Palmas representa un enclave valioso desde el punto de vista botánico, ya que alberga interesantes plantas y comunidades vegetales, algunas de ellas endémicas o muy raras. Además, por sus características litológicas se da en él una alternancia entre zonas calizas y zonas silícias que también se pone de manifiesto en las plantas que sobre ellas se desarrollan.

En el Parque se han registrado más de 120 especies de aves, siendo el grupo de vertebrados más numeroso. Entre ellas destacan algunas rapaces diurnas como el águila perdicera, el cernícalo vulgar, el halcón peregrino, el gavilán, etc., y otras nocturnas como la lechuza común, el autillo, el mochuelo, el búho chico y el búho real.

Enclavado en el Desierto, encontramos el Monasterio de la Orden Carmelita que desde finales del siglo XVII se instaló en este bello paraje en busca de su retiro espiritual. Dos monasterios tuvo la orden, el más reciente alberga un curioso museo de arte sacro que incluye una valiosa colección de obras procedentes de otros conventos. El monasterio más antiguo, lo podemos ver desde el mirador dónde se encuentra enclavado. 

Esta orden elaboró el famoso licor carmelitano, cuyas bodegas se encuentran a las afueras de Benicassim, y que se pueden visitar.