Visitas guiadas por Benicassim

Benicassim es una población costera que cuenta con unas largas y bellas playas. Ofrece varias opciones para disfrutar durante las vacaciones.  La singular evolución histórica de Benicàssim le ha dotado de un amplio patrimonio artístico del que disfrutar durante todo el año.

No te puedes perder:

Ruta de las villas

La ruta de las villas que transcurre en el paseo marítimo y que enmarcada entre el Hotel Voramar y la Torre de San vicente nos trasladará a la Belle Époque benicense y al apogeo del turismo señorial de finales del siglo XIX y principios del XX. Si nos adentramos en la ciudad nos encontramos con la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva, o el Cine–Teatro que durante todo el año ofrece una variada programación de teatro, música, talleres y exposiciones.

 

Torre de San Vicent

La torre San Vicent, una de las dieciocho torres vigía con que contaba lo que es hoy la provincia de Castellón, a lo largo de la costa, y que tenían como misión la vigilancia y defensa de sus costas de los ataques de corsarios. Data del siglo XVI y alberga un centro de interpretación.

Bodega Carmelitano:

La orden carmelita se instaló en el Parque Natural del Desierto de las Palmas en 1694. Allí los frailes elaboraron el conocido licor carmelitano que comercializaron para sufragar el coste de la formación y manutención de los novicios que ingresaban en la orden. Trasladaron las destilerías del Monasterio a la villa de Benicassim en 1912, desde entonces se elabora junto con otros licores y bebidas espiritosas. 

Vía verde

Paseando o en bici podrás recorrer el litoral de la costa mediterránea a través de la vía verde, y podrás disfrutar de unas vistas espectaculares del mar, y de su litoral más escarpado.

Fiestas:

Las patronales en honor a San Antonio y Santa Águeda en enero, la romería a la patrona en febrero, a las de Santo Tomás de Villanueva en septiembre, pasando por la mágica noche de San Juan el 23 de Junio.